Saltar al contenido
Incapelli

Conoce la evolución del cabello tras un injerto capilar

Header injerto capilar evolución

Son muchas las personas que piensan que, tras un injerto capilar, podrán lucir melena en un período de tiempo que oscila de unos días a unas semanas. Lo cierto es que, quienes decidan injertarse pelo, han de partir de la base de que este proceso requiere tiempo.

La evolución de los folículos pilosos está sometida a unas pautas generales que son las encargadas de garantizar el éxito tras un injerto de cabello. Ello exige paciencia y estar dispuesto a pasar por cada una  de las  fases que vamos a describir en la evolución del cabello tras un injerto de pelo.

El injerto capilar mes a mes

Si estás pensando en someterte a un trasplante de pelo, debes mentalizarte de que no verás los resultados definitivos hasta pasado aproximadamente un año. Aunque es obvio que cada caso es diferente y que la evolución no es exactamente la misma en una persona que en otra, sí podemos determinar unas líneas generales del comportamiento del ciclo del cabello durante tan expectante proceso.

Injerto capilar evolución 1

Primer mes

Este período se caracteriza por unas pequeñas molestias que no deben preocuparte. No en vano, es habitual que tras la finalización del implante capilar la zona receptora continúe levemente inflamada hasta pasada la primera semana.

Ten presente que en cada uno de los injertos se formará una diminuta costra que se caerá entre una y dos semanas después. Mientras ello ocurre, es fundamental que no cedas a la tentación de rascarlas ni frotarlas vigorosamente con una toalla y que tampoco le apliques secador con agua caliente.

Con estas medidas  evitarás innecesarias incomodidades hasta que culmine el proceso de finalización de la zona donante, al objeto de que ninguno de los folículos que te han sido trasplantados se frustre, sino que todos prosperen.

Segundo mes

En palabras de pacientes microinjertados,  esta sería la fase más dura de la evolución del trasplante capilar toda vez que durante este tiempo deberás estar preparado para observar la caída del cabello trasplantado.

Sin embargo, en absoluto quiere esto decir que el injerto de pelo no haya funcionado, pues se trata de una parte del proceso completamente normal. De hecho, no constituye más que el reflejo de la fase denominada “efecto shedding”.

En esta línea, es importante que asimiles que el efluvio telógeno está producido como consecuencia del trauma de la intervención, siendo natural que tras él vuelvas a experimentar un crecimiento del cabello que además será más vigoroso.

Tampoco debes alarmarte si el cabello propio que ya poblaba la zona receptora se ve afectado de modo temporal por el mencionado efecto, circunstancia que precede a un nuevo nacimiento del mismo.

Tercer al quinto mes

Durante esta fase, para tu satisfacción, constatarás que el ciclo del cabello entra en su fase de crecimiento, volviendo a florecer. Notarás que nace con fuerza e incluso que “pincha”. La razón de todo ello es la coincidencia en el ciclo del crecimiento tanto del pelo que ha sido trasplantado como del que se ha caído como consecuencia del estrés de la operación, hecho que puede evidenciarse a simple vista.

Sexto mes

Pasados los seis primeros meses, la recuperación del 50% de la original densidad capilar será un hecho. Así las cosas, apreciarás un crecimiento notable desde el implante de cabello.

Al crecer el pelo aproximadamente un completo centímetro al mes y ser su ciclo de crecimiento y caída de tres meses, puede decirse que en la práctica totalidad de los folículos trasplantados y de los propios.

Noveno mes

Esta etapa es de lo más satisfactoria, en la medida en que el microinjerto de pelo habrá surtido efecto hasta el punto de que el cabello se habrá recuperado en un 74% desde el momento de la intervención. A partir de ese momento el cabello crece con mayor grosor y largura, así como con total naturalidad, permitiéndote cortarlo a tu gusto.

Un año

Transcurrido un año del trasplante podrás comprobar los resultados definitivos, habiendo cumplido tu objetivo de recuperar pelo, lo que es fácilmente constatable tan solo comparando el antes y el después del injerto capilar.

Injerto capilar evolución 2

Cuidados después de un trasplante de pelo

Tras una intervención de este tipo para la recuperación del cabello perdido podrás lavarte la cabeza con agua tibia a partir del cuarto día, siempre que lo hagas con toques sutiles, sin rascar en ningún momento y secándola de modo suave con un papel.

Será a partir del primer mes cuando puedas comenzar a secarla con una toalla y a comenzar a tomar baños o a realizar inmersiones en el mar o piscina.

Ya hemos hecho alusión a las molestias propias de este período, que suele caracterizarse por picores e irritación sufridos durante los primeros días y que podrás aliviar mediante la aplicación de suero fisiológico. Aparte, en la zona donante es posible aplicar algún gel de aloe vera lo más puro posible o pomada.

Es frecuente la toma de antiinflamatorios durante la primera semana tras el microinjerto pues la actividad combinada del suero y la anestesia suele ser determinante para que aparezca la inflamación en el postoperatorio.

En cuanto al resto de precauciones a tomar durante  este período son:

  • Incorporación al trabajo. Generalmente podrás incorporarte a tu puesto de trabajo al día siguiente, siempre que su desempeño no suponga la realización de un esfuerzo físico o la utilización de gorro, en cuyo caso deberás esperar dos semanas o hasta incluso un mes antes de incorporarte
  • Realización de actividades deportivas. No podrás practicar deporte durante un mes y, en el caso de que se trate de artes marciales, el período de descanso se habrá de prolongar hasta los 90 días. Además, evita cualquier actividad que implique sudoración durante 30 días
  • Utilización de gorros y sombreros. Los primeros días precisan que la cabeza se encuentre totalmente al descubierto, solo permitiéndose el uso de gorro que no ejerza demasiada presión durante la primera semana y el de casco apretado a partir del primer mes
  • Corte de pelo. Transcurridos tres meses desde la operación podrás cortarte el pelo, esperando hasta los seis meses para pasarte la maquinilla
  • Sueño. La primera semana debes dormir con un collarín hinchable que te permita mantener la postura hacia arriba

Postoperatorio de un implante de cabello

El postoperatorio de un trasplante capilar suele consistir en un período de recuperación corto, sobre todo si se realiza con la técnica FUE,  que casi no origina cicatrices, sino únicamente micro heridas que no requieren sutura.

Recuerda que un año después de la intervención el resultado es visible en la mayoría de los casos y el acabado es completamente natural, de manera que no distinguirás qué cabellos provienen de folículos  y cuáles no.

Valora este artículo